jueves, 2 de octubre de 2008

Una casa dividida contra si misma no permanecera...

Una Casa dividida contra si misma no permanecerá…

Hace tiempo ya, que el E.S. ha estado advirtiéndome de esta estrategia del nuestro enemigo común, la División, estrategia que uso también con el pueblo de Dios en diversas épocas, pero que podemos recordar especialmente en épocas de Gedeon, cuando los Madianitas (MADIAN: sig. División) atacaban a los israelitas vez tras vez en diferentes modos y oportunidades, en el origen de las guerras de guerrillas…NUNCA enfrentándolo de frente, para que no enfrentaran UNIDOS a esta amenaza, sino por separado, para que de este modo cada uno dijera: “ si a mi no me ha tocado, entonces NO ES MI PROBLEMA!”

En Marcos 3: 24 a 27, encontramos a Jesús hablándonos de esto:
“ Si un reino esta dividido contra si mismo, tal reino no puede permanecer. Y si una casa esta dividida contra si misma, tal casa no puede permanecer. Y si Satanás se levanta contra si mismo, y se divide, no puede permanecer, sino que ha llegado su fin.
Ninguno puede entrar en la casa de un hombre fuerte y saquear sus bienes, si antes no le ata, y entonces podrá saquear su casa…”

Interesante es que Jesús relacionara el hecho de “atar al Hombre Fuerte” y “Saquear su casa” con la división. Sabemos que hay espíritus que gobiernan sobre las naciones, como dice en Efesios Cap. 6..: “principados, potestades, Gobernadores de tinieblas, y huestes espirituales de maldad..”, y también sabemos (como ha sucedido en algunos países) que cuando el pueblo de Dios, inspirado por el Espíritu de Dios, se UNE en intercesión y en búsqueda intensa de Dios, tarde o temprano el hombre fuerte es atado, y entonces, la casa es saqueada y miles corren a los pies de Jesucristo!!!
Por lo cual, hay un principio de AUTORIDAD ESPIRITUAL encerrado en estas palabras, AUTORIDAD que es anulada cuando hay DIVISION.

La palabra hebrea usada para División es (Heb.) Merizo, y significa:
Conceder, Compartir,Repartir,Desunir,Diferir…
Cada uno de estos significados tiene encerrado una forma de división en si en cada uno de nosotros…pero solo quiero decirte que si nuestro corazón esta dividido, si nuestras motivaciones están divididas, si nuestro espíritu esta dividido, difícilmente podremos “atar” al hombre fuerte de nuestra nación, de nuestra ciudad, de nuestra casa…

Autoridad en mi propia vida

“Pero el que se une al Señor, un espíritu es con El…” 1ª Corintios 6:12 a 20.
Un espíritu es una misma cosa. No son dos opiniones, dos puntos de vista, dos modos de ver la vida. O existe la manera de Dios…o la mía. Para que pueda tener AUTORIDAD en mi vida, debo saber que esa Autoridad es delegada y viene del Señor. Aquellos “exorcistas” hijos de Esceva, que en el Libro de los Hechos, intentaron echar los demonios, sufrieron en carne propia la falta de Autoridad Espiritual delegada por Dios…los demonios les dijeron: “A Jesús conocemos, y a Pablo también, pero..¿Quienes sois vosotros?” y los golpearon duramente!!!
Ser un mismo espíritu con el Señor, es tener la Visión que Dios te da para dirigir tu vida, el propósito que El te da para ella, sujetarte a Su Espíritu. Un corazón dividido, un espíritu dividido, generara división interna (en si mismo, en sus pensamientos, en sus desiciones) y externa (entre los que le rodean).
En Santiago 1: 2 a 8, encontramos que el hombre de doble animo “ es indeciso e inconstante en TODO lo que hace..” (NVI). Cuando hay división en mi corazón, cuando no hay un rumbo definido en mi vida…entonces, todo se tambalea, mis desiciones, mi visión, mis propósitos, mi fe, mi compromiso…y no solo me afecta a mi, afecta a todos los que me rodean!! Primeramente mi familia, mis hijos..luego, la Iglesia, el Trabajo…Todo!!
La palabra usada en la cita de Santiago 1:8 para “Doble animo”, es la palabra Griega “Dipsujos”, y significa: Doble espíritu, o doble propósito. Aun hay cristianos, que creen poder tener un doble propósito (uno el Domingo, en la reunión…otro el resto de los días) y aun así tener “Autoridad espiritual” para atar demonios, vivir en victoria y sujetar naciones en el nombre del Señor!!!
Y es más! Aun hay “cristianos”, que creen no necesitar estar sujetos al Espíritu de Dios (ni congregarse, ni comprometerse con una Visión o propósito, ni reconocer la provisión de Dios para nuestro sustento) pero creen tener “Autoridad” para juzgar a otros o a la Iglesia!! Lamentablemente, los Frutos de estos son visibles: división familiar, hijos que no siguen los caminos de Dios, pobreza espiritual y natural, enfermedad, inestabilidad, etc. etc.
Jesús dijo: “Una casa dividida…” En la Biblia, cuando se refiere a una Casa, se esta refiriendo a Familias. Si hay corazones entregados a división (interna) tarde o temprano habrá división externa (en el Hogar). Matrimonios divididos, hijos divididos…
Pero, no hay razón para vivir así…

Sujetos a Su Espíritu…Unidos a El

Hay promesas para aquellos que no quieren vivir en división, que se sujetan a la Guía del Espíritu Santo! Puedes encontrarla en Romanos 8:28 (a los que aman a Dios..TODAS las cosas ayudan a bien…ESTO ES..A los que según Sus propósitos son llamados), en el famoso Salmo 91, donde dice que “si habitas al abrigo del Altísimo”, y si “moras bajo la sombra del Omnipotente”, NADA, ninguna plaga tocara tu morada!!! No caerás, aunque miles caigan, PERMANECERAS!!!!! No dice que no habrá pelea, no dice que no habrá lucha…ya Pablo nos advirtió que había “peleado la buena batalla de la Fe”, también en Apocalipsis en el mensaje a las Iglesias (inclúyete en la que gustes…) siempre termina diciendo..”AL QUE VENCIERE”..o sea, que hay lucha…PERO HAY VICTORIA!!!
Muchas veces me han dicho: Pastor, me siento confundido, hemos perdido el rumbo, es como si Dios no nos escuchara, o se hubiera ido de nuestras vidas, no SIENTO como antes a Dios…
Quiero decirte que CONFUSION, no es falta de Fe, o falta de Visión, o falta de sentimiento…CONFUSION viene por falta de OBEDIENCIA…
En algún momento, dejaste de seguir lo que el Espíritu Santo te guiaba a hacer (quizás, porque colisionaba con tus propios deseos o propósitos, o con tus propios pensamientos “espirituales” o con lo que Tu creías que seria el destino de tu vida), y entonces, tus caminos y los de Dios se separaron…pero solo reconoce tu error, arrepiéntete, y vuelve a los pies de Jesús, y El en su misericordia te llevara de nuevo al camino!!
Muchos años atrás, cuando era un joven, leí un libro de Bob Mumford, llamado “Tres señales seguras”. Allí, el autor escribía una frase que la he guardado a través de los años y que me ha ayudado en momentos de desiciones, a seguir la Guía del Espíritu Santo en mi vida. Quiero dejarlo contigo al terminar:
La dirección de Dios esta disponible para aquellos que:
- Aquellos que PIDEN ser guiados
- Luego, se SUJETAN al que es Guía
- Y se ABSTIENEN de seguir sus propios deseos
Que Dios te encuentre siendo UNO en El!!!
Pablo D. Anibaldi

2 comentarios:

Olga dijo...

Excelente, gracias por su enseñanza me habló mucho Dios en loq ue usted publicó.
Que el Señor proteja su vida y ministerio.

Olga dijo...

Excelente, gracias por su enseñanza me habló mucho Dios en loq ue usted publicó.
Que el Señor proteja su vida y ministerio.